¿Jugos Naturales O Comerciales?

POSTED BY nutrircms | May, 26, 2016 |

Existen dudas sobre que es mejor consumir si jugos naturales  ó jugos comerciales.

Debo aclarar que las personas llaman jugo a todo tipo de bebida  con fruta pero es importante que distinga entre jugo y néctar éste último  puede contener solo 35% ó 25% de fruta únicamente por lo tanto no podemos reemplazar 1 fruta por un vaso de néctar y pretender llenar el requerimiento de fruta diario tomando néctares ya que necesitaría cerca de 3 vasos de 8 onzas para  cubrir 1 porción de fruta pero estaría consumiendo más calorías proveniente de azúcar ya que obviamente el sabor no sería tan dulce debido a la dilución. Por otro lado hay néctares con endulzantes que contiene menos calorías pero nunca como ingerir la fruta ya que encontramos fibras, vitaminas, minerales y además el volumen de la fruta que causa sensación de llenarse.

Un jugo natural no requiere de concentrados ni se somete a ningún método de evaporación su método es de exprimido y es recomendable que se consuma al momento para evitar perder el valor nutricional ejemplo: las vitaminas (sobre todo la C que con la luz se pierde) El aroma es suave y solo debe contener el azúcar (fructosa) de la fruta. El valor calórico de éste tipo de jugo es básicamente el valor de la fruta si es servido en proporción al contenido de una fruta por ejemplo: 1 naranja chica equivale a ½ taza de jugo (esto es aproximadamente de 40 a 50 calorías).

El jugo ó concentrado comercial es hecho de forma industrial contiene agregados de concentrados ó pulpa de fruta éste se obtiene por evaporación de la mayor parte del agua del jugo de la fruta  (ejemplo naranja) y luego se congela ó se pone en refrigeración. Posteriormente es reconstituido agregándole agua  y con ésta se le añade también sustancias aromatizantes  (pueden ser naturales ó artificiales) y vitaminas (se permite a la industria añadir ácido ascórbico (E-300)) de la misma clase de fruta, el máximo de azúcar recomendado por las autoridades de salud es de 1 cucharada (15 gramos) de azúcar por litro debido a la pérdida en la fabricación de los concetrados. Pero esta adición de azúcar también puede servir para corregir la excesiva acidez del jugo y abaratar los costos del producto.

Es importante saber que muchas veces las normas de preparados no se siguen y sucede que podría estar ingiriendo un jugo ó concentrado que no sigue las normas y puede estar recibiendo un producto de un valor nutricional bajo y muy azucarados lo que aumenta el valor calórico y no sería recomendable para la salud. Por lo general se consumen más ó menos las mismas calorías de un jugo comercial que de uno natural  el detalle está en que a la hora usted decide si quiere algo con menos procesado con sustancias artificiales que pueden dar un resultados no tan normales para todas las personas y de allí las alergias ó intolerancias (acidez, malestar, reflujo,  problemas de vesículas,  etc.).

Los jugos  ó concentrados  industriales pueden ser refrigerados ó no y eso dependerá de su tratamiento térmico al que hayan sido sometidos, ambos tipos de concentrados pueden ser refrigerados o ambiente (no requieren frío). Los refrigerados sólo han sufrido pasteurización, por lo que han de conservarse en el refrigerador hasta su consumo. Los ambiente han recibido un tratamiento térmico más intenso, UHT, que garantiza su esterilización (ausencia de microorganismos) y consigue que el envase no requiera frío. Pero solo mientras no haya sido abierto el envase. De este modo, mantienen sus propiedades nutritivas y cualidades gustativas entre 2 y 6 días después de abiertos.

Los concentrados contienen de media un 10% de azúcares (glucosa, fructosa y sacarosa), mientras que proteínas y grasas no representan siquiera el 1% del concentrado. El 89% restante es agua, con sus vitaminas y minerales. Debe declararse en la etiqueta el contenido del concentrado pero también puede haber incumplimiento por parte del fabricante entonces le compete a usted  estar informada y poder hacer una buena selección que no afecte su salud y la de su familia.

Por: Ivis Marcela Armién
Nutricionista-Dietista

TAGS :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.